Nuevo proyecto inmobiliario para Pirque anuncia Viña Concha y Toro.

La viña controlada por las familias Guilisasti y Larraín buscará asociarse con una firma de dicho sector.

CyT valoriza en unos US$141 millones la primera fase de su plan inmobiliario

En materia vitivinícola, la Viña Concha y Toro apunta al desarrollo del segmento premium para los próximos años.

Habían transcurridos cuatro días de 2017 cuando la Viña Concha y Toro -la empresa vitivinícola más grande de América Latina- anunció al mercado su ingreso al rubro inmobiliario. Ahora, a menos de dos meses de terminar el año, la viña controlada por las familias Guilisasti y Larrain aprovechó la entrega de sus resultados del tercer trimestre para actualizar su último desafío.

La gigante viñatera con presencia en más de 145 países detalló que en una primera etapa la filial inmobiliaria, a cargo del gerente Ernesto Hevia, considerará el desarrollo de 74 de las 400 hectáreas identificadas con potencial en el nuevo rubro.

En la presentación, liderada por el CEO de Viña Concha y Toro, Eduardo Guilisasti, se explicó que en la primera etapa está contemplado el desarrollo de esas 74 hectáreas en un plazo de 10 a 15 años. Esto, más la venta de activos prescindibles que se estima se materializará en los próximos dos años.

En el caso del negocio inmobiliario, usando un tipo de cambio de $ 625 y una UF de 26.000, la compañía lo valoriza en más de US$ 141 millones. Mientras que por la venta de activos estima unas UF 200.000, esto es, cerca de US$ 8.300 millones. En total, ambas operaciones se estiman en US$ 150 millones.

Terrenos

El plan considera la preparación y acondicionamiento de los terrenos para en fases posteriores acordar con un desarrollador inmobiliario una asociación con la viña para la ejecución de los proyectos.

El primer terreno abordado es el fundo Tocornal ubicado en la comuna de Puente Alto, que contempla 43 hectáreas aproximadamente y se encuentra en una etapa de gestión de cambio normativo que tomaría unos 18 meses. El proyecto de viviendas se desarrollaría en un plazo de 11 años y tendría un valor estimado de UF 1.957.500 (unos US$ 81.4 millones).

El segundo terreno ubicado en la comuna de Pirque, que se encuentra frente a su tradicional casona del siglo XIX, tiene aproximadamente 30 hectáreas urbanas y se encuentra en una etapa de gestión para dotarlo de factibilidad sanitaria. El proyecto de viviendas se desarrollaría en un plazo de siete años y consideraría un valor estimado de UF 1.200.000 (unos US$ 49.9 millones).

 

La tercera iniciativa considera un terreno ubicado en la comuna de La Cisterna, donde hoy funciona y está ubicada la Industria Corchera, firma que produce corchos y en la cual Concha y Toro tiene el 50% de la propiedad y en la que trasladaría la fábrica a una zona alejada del centro urbano. El proyecto contempla el desarrollo de departamentos en un plazo nueve años y tendría un valor estimado de UF 247.000 (cerca de US$ 10,2 millones)

¿Buscará Viña Concha y Toro un socio inmobiliario para los tres proyectos o serán uno para cada iniciativa?

Ernesto Hevia, gerente inmobiliario de Viña Concha y Toro respondió: “Eso se evaluará una vez tengamos los terrenos preparados y acondicionados para el desarrollo de los proyectos”.

Paulina Vargas, analista de BICE Inversiones comentó que “creemos que el anuncio es positivo en la medida que Concha y Toro extraiga el mayor valor posible de los terrenos que ha acumulado a lo largo del tiempo, sin embargo, el proceso será largo y podría tomar entre 7 y 11 años en llevarse a cabo a totalidad”.

Plan 2022

En el conference call, Concha y Toro también entregó detalles sobre el nuevo plan de desarrollo a 2022. Los dos aspectos más relevantes del nuevo plan de crecimiento tienen que ver con el cambio en la estrategia corporativa, enfocándose en fomentar el crecimiento desde segmentos Premium. A ello se suma el plan de eficiencias corporativa que abarcaría toda la cadena de valor, destacando por ejemplo el cierre de sucursales y centralización de procesos.

En este sentido, la empresa espera generar ahorros por aproximadamente $ 18.000 millones en 2018. “Durante la última década, la compañía se enfocó en el crecimiento, intentando ganar una posición relevante en ciertos mercados, lo que evidentemente generaba presión en los márgenes operacionales. De esta manera, la empresa ahora vuelca sus esfuerzos a la eficiencia y premiunización, lo que hace bastante sentido desde un punto de vista estratégico”, destacó Vargas..

fuente: LaTercera.com